Cosas. Y casos.

Lo que hicimos hace 31 años. O este año. Qué más da, todo va muy rápido así que te lo contamos muy rápido.

Convertimos la comunicación de una marca a modo oscuro porque ellos se dedicaban a cuidar tu vista. Así que nosotros cuidamos la de ambos. Hicimos un trap para una marca de lejía que olía a lejía. Pero vieja. Personificamos las redes sociales de un ron porque nos dimos cuenta que la botella no podía hablar. ¿Raro? No, lo normal. Respondimos a miles de mensajes en tiempo récord porque su robot de cocina es el mejor pero no sabía responder. 50000 seguidores en 2 semanas. Respondiendo mensajes. Escondimos dinero en Google Maps para un Banco. Fue un éxito. No hay nada más viral que esconder dinero. Se nos ocurrió la pésima idea de coger una aspiradora y hablar de higiene mental en vez de higiene del hogar. Y funcionó.

Pero vamos, que otras agencias también tienen lo suyo.